La Unión se Compromete a Llevar la Lucha por el TPS de Centroamérica y Haití al Congreso

Nueva York, NY – La terminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) por parte del Departamento de Seguridad del País para beneficiarios nacidos en Nicaragua, y la falta de compromiso para proteger a Hondureños con TPS más allá de julio del 2018 es una decisión inhumana e inmoral que podría tener impactos devastadores en cientos de miles de familias y en la economía de los EE.UU.

UNITE HERE representa a miles de beneficiarios de TPS dentro de la industria de hospitalidad en todo Estados Unidos. La industria de hospitalidad prospera a través de los esfuerzos de los trabajadores inmigrantes y nuestra industria tiene una de las tasas más altas de beneficiarios de TPS. Los beneficiarios de TPS, al igual que las miles de personas que nuestra Unión representa, son empleados dedicados y de largo plazo, muchos que han estado en sus trabajos por más de una década. Principales corporaciones americanas, incluyendo Disney, que emplean a beneficiarios de TPS se han unido a nuestra Unión para pedir a DHS, al Congreso y a la Administración de Trump que se extienda TPS.

 

A través de su sindicalización, los beneficiarios de TPS de UNITE HERE sirven a los huéspedes en la industria de hospitalidad todos los días y también sirven a su país al enfrentarse a algunas de las más grandes corporaciones del mundo para responsabilizarlas por salarios justos, cuidados costeables de salud y estándares que mejoren las condiciones en todas las ciudades en las que nuestros miembros trabajan. Estos beneficiarios de TPS son empleados ejemplares que hacen de América lo que es.

 

“Por la increíble crueldad e imprudencia de Donald Trump y del Departamento de Seguridad del País, hoy, cientos de miles de vidas podrían ser arruinadas por esta terminación del TPS” dijo María Elena Durazo, vice-presidenta general de UNITE HERE y arquitecta de la campaña nacional de inmigración de la Unión. “Terminar el TPS para los beneficiarios Nicaragüenses, o cualquier otro, separará familias americanas, separando a beneficiarios del TPS que han vivido en los EE.UU. por más de veinte años de sus hijos nacidos en EE.UU., de sus trabajos, y de sus hogares. Esta decisión inhumana será una mancha en la historia Americana. Donald Trump ha tomado empleados que sirven a nuestro país y los ha convertido en metas de deportación de la noche a la mañana – y está manteniendo a cientos de miles más en limbo”.

Con esta decisión inhumana de DHS y Donald Trump demasiado cobarde para actuar, la responsabilidad le incumbe ahora al Congreso para actuar y salvar el TPS para proteger a beneficiarios Nicaragüenses al igual que a beneficiarios de Honduras, Haití y otros siete países. Hoy  todavía hay 320,000 beneficiarios de TPS trabajando en los Estados Unidos con 273,000 niños nacidos aquí – incluyendo a la familia del miembro de UNITE HERE, Belinda Osorio de Orlando, Florida. Belinda es una beneficiaria de TPS de Honduras que ha vivido y trabajado en América por más de 20 años, creando una vida con un trabajo de Unión, un marido y dos hijos americanos. Su hijo mayor tiene catorce años. Belinda es un miembro ejemplar de su comunidad, activa en la escuela de sus hijos y es una líder activista de la Unión luchando por un aumento de salario en Walt Disney World Orlando para los 39,000 trabajadores de allí.

UNITE HERE  ha llevado a cabo una de las campañas de TPS de más alto perfil en la comunidad inmigrante durante el último año, con miembros de UNITE HERE con TPS entrevistados en todas partes desde el New York Times hasta el Wall Street Journal a Al Jazeera y Salon.com y en DC lobbying the federal government for extension y no pararemos ese trabajo ahora. Continuaremos

abogando por extensiones al TPS para Nicaragua y por caminos comprensivos hacia la ciudadanía para todos los inmigrantes en la próxima lucha de presupuesto y más allá. 

###

UNITE HERE representa a 270,000 miembros que trabajan en las industrias de hoteles, juego, servicios de comida, fabricación, textiles, distribución, lavanderías, transportación y aeropuertos en los EE.UU. y Canadá, incluyendo muchos miembros inmigrantes, de DACA y de TPS.